Penal.legal

Todo lo que necesitas saber sobre tus derechos penales

Delitos

En España, el marco legal para abordar las ofensas criminales, conocidas como «delitos», se encuentra detallado en el Código Penal. Este documento integral, actualizado continuamente para reflejar los cambios en la sociedad y los precedentes legales, sirve como la columna vertebral del derecho penal en España. En esta guía, exploraremos en profundidad los diferentes tipos de delitos, sus clasificaciones, y las sanciones asociadas, así como los artículos relevantes del Código Penal que regulan estos actos.

Clasificación de los Delitos

Los delitos en España se pueden clasificar de diversas maneras dependiendo de su naturaleza, gravedad, y las sanciones que conllevan. A continuación, se presenta una clasificación general basada en el Código Penal:

  1. Delitos Contra las Personas
    • Homicidio y Asesinato (Artículos 138-142)
    • Lesiones (Artículos 147-156)
    • Delitos Contra la Libertad (Artículos 163-172)
    • Tortura y Otros Delitos contra la Integridad Moral (Artículos 173-177)
    • Delitos Contra la Libertad e Indemnidad Sexual (Artículos 178-194)
  2. Delitos Contra el Patrimonio y el Orden Socioeconómico
    • Robo y Hurto (Artículos 234-237)
    • Estafa (Artículos 248-251)
    • Apropiación Indebida (Artículos 252-254)
    • Delitos Relativos a la Propiedad Intelectual e Industrial (Artículos 270-277)
  3. Delitos Contra la Administración Pública
    • Prevaricación y Otros Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos (Artículos 404-442)
    • Malversación (Artículos 432-435)
    • Cohecho (Artículos 419-427)
  4. Delitos Contra la Administración de Justicia
    • Prevaricación Judicial (Artículos 446-449)
    • Encubrimiento (Artículos 451-454)
    • Falso Testimonio (Artículos 458-461)
  5. Delitos Contra el Orden Público
    • Atentados Contra la Autoridad (Artículos 550-556)
    • Delitos de Terrorismo (Artículos 571-580)
    • Desórdenes Públicos (Artículos 557-562)

Delitos Contra las Personas

Los delitos contra las personas son aquellos que afectan directamente la vida, la integridad física o moral, y la libertad de los individuos. Estos delitos suelen ser considerados los más graves y, por lo tanto, llevan las sanciones más severas.

Homicidio y Asesinato

El homicidio (Artículo 138) es la acción de matar a otra persona. El asesinato, contemplado en el Artículo 139, es una forma agravada de homicidio y se caracteriza por la presencia de circunstancias específicas, como la alevosía, el precio, recompensa o promesa, o el ensañamiento. Las penas para el homicidio pueden variar entre 10 a 15 años de prisión, mientras que para el asesinato pueden llegar a los 25 años.

Lesiones

Los delitos de lesiones (Artículos 147-156) comprenden desde las agresiones físicas que causan daño corporal hasta la mutilación de órganos principales. La gravedad de las lesiones determinará la pena, que puede ir desde multas y trabajos en beneficio de la comunidad hasta penas de prisión.

Delitos Contra la Libertad

Estos delitos (Artículos 163-172) incluyen el secuestro, las amenazas, y la coacción. La privación ilegal de libertad, por ejemplo, puede ser castigada con penas de prisión de cuatro a seis años.

Tortura y Otros Delitos Contra la Integridad Moral

La tortura y los tratos inhumanos o degradantes están tipificados en los Artículos 173-177 del Código Penal. La tortura, que implica infligir dolor o sufrimiento severo, puede ser castigada con penas de prisión de dos a seis años.

Delitos Contra la Libertad e Indemnidad Sexual

Estos delitos (Artículos 178-194) abarcan la agresión sexual, el abuso sexual, y la corrupción de menores. La agresión sexual conlleva penas severas, especialmente si se trata de violación, la cual puede ser castigada con penas de hasta 15 años de prisión.

Delitos Contra el Patrimonio y el Orden Socioeconómico

Los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico afectan la propiedad y los derechos económicos de las personas y las empresas.

Robo y Hurto

El robo (Artículo 237) implica la apropiación indebida de bienes ajenos con uso de la fuerza, mientras que el hurto (Artículo 234) es la apropiación sin fuerza ni violencia. Las penas para el robo pueden llegar hasta los seis años de prisión, dependiendo de la gravedad del acto y las circunstancias agravantes.

Estafa

La estafa (Artículos 248-251) se produce cuando alguien, con ánimo de lucro, engaña a otro provocando un perjuicio patrimonial. Las penas por estafa pueden variar considerablemente, con sanciones que incluyen desde multas hasta penas de prisión de hasta seis años.

Apropiación Indebida

Este delito (Artículos 252-254) se comete cuando alguien dispone de bienes ajenos en perjuicio de su dueño. Las penas pueden incluir tanto multas como prisión, dependiendo del valor del bien y el daño causado.

Delitos Relativos a la Propiedad Intelectual e Industrial

Estos delitos (Artículos 270-277) protegen los derechos de autor y las patentes, y penalizan la reproducción, plagio, distribución, o comunicación pública de obras sin autorización. Las penas pueden ser de prisión de seis meses a cuatro años, además de multas.

Delitos Contra la Administración Pública

Los delitos contra la administración pública incluyen una variedad de actos ilícitos cometidos por funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones.

Prevaricación y Otros Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos

La prevaricación (Artículo 404) se da cuando un funcionario dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo. Las penas incluyen la inhabilitación para empleo o cargo público por hasta diez años.

Malversación

La malversación (Artículos 432-435) es el delito cometido por un funcionario que, en el ejercicio de su cargo, sustrae o consiente que otro sustraiga bienes públicos. Las penas pueden ser muy severas, incluyendo largos periodos de prisión y la inhabilitación para cargos públicos.

Cohecho

El cohecho (Artículos 419-427) es el acto de soborno a un funcionario público. Este delito puede implicar tanto al que da como al que recibe el soborno, y las penas pueden variar desde multas hasta prisión de seis años.

Delitos Contra la Administración de Justicia

Estos delitos obstaculizan el correcto funcionamiento del sistema judicial y pueden ser cometidos tanto por particulares como por funcionarios públicos.

Prevaricación Judicial

La prevaricación judicial (Artículos 446-449) se produce cuando un juez o magistrado dicta una sentencia o resolución injusta a sabiendas. Las sanciones incluyen la inhabilitación para el ejercicio de la judicatura.

Encubrimiento

El encubrimiento (Artículos 451-454) implica ayudar a alguien a eludir la acción de la justicia o a sustraerse de su búsqueda. Las penas pueden incluir prisión y multas.

Falso Testimonio

El falso testimonio (Artículos 458-461) es el acto de mentir deliberadamente en un proceso judicial. Las penas pueden ir desde multas hasta prisión, dependiendo de la gravedad del testimonio falso.

Delitos Contra el Orden Público

Los delitos contra el orden público son aquellos que alteran la paz y el orden en la sociedad.

Atentados Contra la Autoridad

Los atentados contra la autoridad (Artículos 550-556) incluyen las agresiones y amenazas a funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones. Las penas pueden ser de hasta seis años de prisión.

Delitos de Terrorismo

Los delitos de terrorismo (Artículos 571-580) son aquellos actos violentos cometidos con el fin de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública. Las penas son extremadamente severas, con prisión que puede llegar hasta los 30 años.

Desórdenes Públicos

Los desórdenes públicos (Artículos 557-562) incluyen actos como la alteración del orden en espacios públicos, manifestaciones violentas, y otros actos que perturban la paz social. Las penas pueden variar desde multas hasta prisión.